Mis trucos para recortar y arreglarme la barba


Que no te engañen, la barba nunca va a pasar de moda, y es que esta tendencia ha calado fuerte entre los hombres que hemos asumido que, siempre que la llevemos bien cuidada, nos va a aportar un plus a nuestro estilo. 

Está claro que aquellos que se decantan por un afeitado depurado dedican mucho más tiempo a esta rutina, pero es totalmente falsa esa concepción sobre que para tener barba sólo hay que dejarla crecer. Los que la llevamos sabemos que es mucho más que eso. 

Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que me he llevado dos años escribiendo sobre esta tendencia (y otras del cuidado personal masculino) en el blog de Philips. Nunca había compartido por aquí mis trucos a la hora de recortar y arreglarme la barba así que aquí lo tenéis. 

¿Cómo me recorto y arreglo la barba? 


La herramienta que utilicemos es fundamental. Yo llevo barba desde hace cuatro años y he probado varias marcas. Personalmente la que mejor me ha funcionado es Philips porque los barberos son muy precisos (y antes de trabajar para ellos ya era fiel a sus maquinillas). 

Cada hombre tiene una forma distinta de llevar a cabo el recorte o arreglo de la barba. Ayer, mientras me dedicaba a esta rutina, pensé en cómo lo hacía yo, ya que es algo que tengo automatizado y asimilado. 

1. En primer lugar delimito la barba: me hago la zona del cuello y pómulos con el barbero sin el peine guía de los niveles. Además, limito también la zona de los labios haciendo una línea bajo el bigote y sobre la parte central de la perilla. 
2. Para delimitar el cuello hago una especie de ángulo cerrado con una línea desde el final de la mandíbula hasta la nuez. Para que no quede un triángulo, hago otra línea recta en paralelo a la nuez. 
3. Después decido el número al que quiero recortar la barba. Yo suelo usar un número entre 5-6mm. 
4. Empiezo desde abajo recortando toda la barba. 
6. Una vez que tengo toda la barba al mismo número, pongo el peine guía a un número menor al utilizado para recortar y me vuelvo a pasar el barbero por todas las zonas que he delimitado con el primer paso.

Hay gente que le gusta que los límites queden totalmente limpios y utilizan el cabezal para afeitar. Personalmente, cuando las líneas están tan perfectas creo que el resultado es poco natural, por eso mismo cambio este último paso por lo que he explicado en el punto número seis. 

Esta rutina la repito cada semana. ¿Cuáles son vuestros trucos? 

You May Also Like

15 comentarios

  1. Di que sí! Una buena barba también es signo de elegancia!

    Saludos

    http://dresstoimpressibiza.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Que pasada de post! Se lo voy a apasar a mi chico porque el lleva barbita. Personalmente creo que a los hombres que la barba les sienta bien, les hace estar muy guapos y elegantes! Un besito muy fuerte

    Vane

    ResponderEliminar
  3. Qué post más útil ahora que las barbas son lo más trendy
    Bss

    www.blackdressinspiration.com

    ResponderEliminar
  4. oH gracias Alejandro! También yo la empiezo a llevar y es cierto que hay que mimarla un poco!
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. The viewer gets the present impact of Iran's late 70's Islamic Revolution from as unbiased a point-of-view as is possible. Consider; e.g., that I was able to walk out of the theater contemplating some beneficial aspects of a society guided, in part, by theocratic principles. Instead of envisioning faithful Iranian Muslims as fanatical zealots in robes and burkas I instead understand them as not much different as American churchgoers' e.g., from the Moral Majority to my Catholic heritage. I want to avoid the superficial observation, "canned" superlative of saying, "Golly gee, Iranians are just like me and you." But you know something, Iranians are just like me and you.

    An astonishing film. The best film of the last few years bar none and possibly the past decade. Why? Like the film's layered characters and You Get A Girl A Fancy Hotel Room For The Night, You Will Not Move From This Spot, 7 Terrifying Anal Sex Stories, A Weird Little Sex Thing, 21 Girls On The Weirdest, I Stayed After Work One Night With My Hot, Here Is The Sexy Game That Brought My Boyfriend, My Boss Made The Mistake Of Sending Me, Fulfill A Very Controversial Fantasy and Supermarket Sex ambiguous motives, it is perhaps difficult to articulate why. Perhaps its the twists are turns that deliver visceral emotional blows; in any culture, any language. Arguably, it combines superlative acting, writing and directing all seamlessly. The events are presented almost like court proceedings that mirror the film so you can make up your own mind about which character to side with, which actions are heroic and those which are deplorable. This is art portraying real life, a culture most of us are foreign to but the human needs are the same, life is grueling and ambiguous. What makes it fascinating is how the characters react, what would you do, do you agree? You are asked to be the jurors of the drama on screen. This is a devastating slow-burn of a drama, one in which the audience must participate. It's intelligent drama, but morally complex and opaque, and brilliant because of it.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! Puedes seguirme en todas las redes sociales a través del usuario @becealejandro