Conoce Sevilla: Monumento a Bécquer y sus tres amores en el Parque María Luísa


¡¡Buenas!! Hoy Escaparatemoda estrena nueva sección: “Conoce Sevilla”, y me voy a encargar yo (le quito por un rato el control a Alejandro Becé). Soy Lucía Rodríguez. estudio Comunicación Audiovisual e intentaré llevaros a todos vosotros un cachito de nuestra preciosa ciudad para que veáis que en aquella frase de Antonio Gala no faltaba ni una pizca de razón: “Lo malo no es que los sevillanos piensen que tiene la ciudad más bonita del mundo... lo peor es que puede que tengan hasta razón.”  Pulsa en "más información" para continuar descubriendo este sitio.





He dado muchas vueltas hasta decidirme con qué rinconcito empezar, me decidí por el Monumento a Bécquer y sus tres amores que podemos encontrar en la glorieta Bécquer, junto a la avenida con el mismo nombre , en el interior Parque de María Luisa. Tomé la decisión de enseñaros este lugar por ser un jardín romántico admirable tanto por su belleza como por su composición e historia. Además, es un sitio que frecuento mucho con mi pareja, es acogedor y fresquito en verano ¡¡y eso aquí en Sevilla se agradece!! Os cuento su historia: 

Este monumento lo realizó el escultor sevillano Lorenzo Collaut Valera en el año 1911 por iniciativa de los hermanos Álvarez Quintero y con la colaboración de Juan Talavera Heredia y Federico Bechini. Lo primero que nos llama la atención de esta maravillosa obra de arte es que un árbol forma parte de ella, un grandioso ciprés de los pantanos plantado en 1850 queda en el centro envuelto por el grupo escultórico dando como resultado una pieza extraordinaria. La obra consta de un banco con respaldo de planta octogonal sobre una pequeña grada circular. 


En el centro de esta escultura se eleva el busto del poeta Gustavo Adolfo Bécquer tallado en mármol blanco basado en el retrato que le hiciera su hermano Valeriano. En la columna que sostiene el busto del poeta observamos en la parte inferior su fecha de nacimiento y defunción (1836-1870) y en la parte superior su nombre rodeado por una corona de laurel. 





A su izquierda se halla la escultura de bronce de Eros-Cupido adulto. Éste yace herido con un ala rota desplomado en los peldaños herido por las propias flechas del amor. El puñal que tiene clavado en el costado representa el desengaño amoroso y la traición amorosa. 







A la derecha del busto de Bécquer toca la pilastra la figura, también tallada en bronce, de Eros-Cupido niño lanzando sus flechas. Representa el amor que hiere. 




Por último, un poco más a la izquierda, contemplamos una escultura compuesta por tres bellas señoritas talladas en mármol blanco a tamaño natural que representan estados del amor en sus diferentes expresiones. 



La primera representa el amor perdido, con la cabeza cabizbaja sin tener ninguna ilusión deja caer las flores marchitas en su falda. 



La figura central representa el amor presente. Su rostro refleja la intensidad con la que se vive un amor y su mirada hacia arriba nos muestra como se evade del exterior dándole únicamente importancia a lo que siente. 



La última joven representa el amor futuro. Ella con sus manos cerca del rostro, su mirada hacia el lado y sus facciones refleja ilusión. Además, este romántico recinto circular está rodeado de bancos para poder contemplar con tranquilidad este fantástico monumento. Os recomiendo acudir a este rinconcito al atardecer, cuando cae el sol y la brisa mece las ramas y hojas de los árboles, quizás podamos oír a Bécquer susurrar sus propias palabras.. 

Podrá nublarse el sol eternamente; 

podrá secarse en un instante el mar; 

podrá romperse el eje de la tierra 

como un débil cristal. 

¡Todo sucederá! Podrá la muerte 

cubrirme con su fúnebre crespón; 

pero jamás en mí podrá apagarse 

la llama de tu amor. 


Espero que os haya gustado el primer post que os traigo, os animo a que volváis con los próximos y que si tenéis la oportunidad visitéis el monumento a Bécquer. Ahora que conocéis su historia se la podéis contar a vuestra pareja, amigos o familiares cuando vayáis a disfrutar por este rincón de Sevilla. 

PD: Si os gusta pasear en bici, no dudéis en ir allí en ella, veréis que buen rato se echa pedaleando por ese parque! Un abrazo!!

Fotos: Lucía Rodríguez & Fran Moya

You May Also Like

7 comentarios

  1. Enhorabuena por esta nueva sección!! La Glorieta de Becquer es uno de mis sitios favoritos tanto del Parque de María Luisa como de Sevilla, me encantan los atardeceres allí. Una curiosidad, Coullaut Valera esculpió también la Inmaculada de la Plaza del Triunfo y la modelo era su hija, la madre de un profesor que tuve en el colegio.

    ResponderEliminar
  2. Qué historia más bonita, las imágenes son preciosas.

    Bs.
    C*

    ResponderEliminar
  3. Hola soy Ana de Blogginup.com.

    Blogginup es una herramienta web que optimiza las búsquedas para así favorecer el tráfico a los blogs.
    Mediante los botones sociales de Facebook,Twitter,Pinterest y Google+ las entradas obtienen mayor repercusión.
    Añade tu blog y consigue tráfico desde hoy para tu blog! Una vez que añades tu blog, blogginup de tu blog para mostrar una parte en los resultados de búsqueda.

    Te invito a entrar y añadir tu blog en menos de 1 minuto.

    Así podrás tener seguidores que sigan tu contenido mas reciente además de poder seguir otros blogs y añadirles marcadores personalizados.

    Funcionamiento:

    http://www.youtube.com/watch?v=Lgt0R4xhj48

    http://www.blogginup.com/

    Besos!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! Puedes seguirme en todas las redes sociales a través del usuario @becealejandro